Consejos para practicar deporte si estás embarazada

Consejos para practicar deporte si estás embarazada


EMPIEZA POCO A POCO

Si no eres deportista, elige una caminata a buen paso mejor que una carrera. Haz 15-45 minutos de actividad moderada, tres veces a la semana (la constancia es importante), intercalando siempre un día de descanso.

 

Caminar embarazada

CALENTAR 

Estira los músculos antes de empezar para calentarlos y evitar lesiones.

BIEN EQUIPADA

Utiliza calzado deportivo de amortiguación (puede que en el embarazo tengas que aumentar medio número), ropa cómoda que transpire bien, gorra para protegerte del sol y sujetador deportivo. Lleva agua contigo o tenla a mano para beber a menudo y evitar la deshidratación. También tienes que alimentarte bien. Si en el embarazo necesitas unas 300 calorías suplementarias, al hacer ejercicio necesitarás unas 500.
 

NO FUERCES EL RITMO

Hay que controlar el ritmo cardiaco y no superar ciertas pulsaciones por minuto, ya que el bebé aumenta también su frecuencia cardíaca como mecanismo de protección. Un cálculo más exacto, según tu edad, es éste: al número 210 réstale tu edad, halla el 70% (multiplica por 70 y divide entre 100) y el resultado son las pulsaciones que no puedes rebasar. Por ejemplo, mujer de 33 años: 210-33 = 177; el 70% (x 70 : 100) es 123,9.
Ejercicio y embarazo

NO TE SOBRECALIENTES

Evita las actividades que eleven en exceso la temperatura corporal, ya sea por el propio ejercicio o por practicarlo en lugares muy calurosos. Una temperatura corporal de la madre mayor de 38 ºC no es recomendable.

ESCUCHA A TU MÉDICO

Ten sentido común, adapta tu actividad a tu embarazo (tal vez tengas que cambiar de deporte) evita ejercicios que compriman la pared abdominal y escucha a tu ginecólogo, que debe aprobar el ejercicio que haces.
Deporte embarazada prohibido

Categories: deporte y embarazo, salud embarazo, salud en el embarazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *