Diástasis de rectos. ¿Qué es?

Diástasis de rectos

La diástasis abdominal o diástasis de rectos ocurre cuando los músculos rectos del abdomen se separan, por haber estado tan tensos por el aumento de volumen del abdomen durante el embarazo.
Diástasis
A veces basta con fortalecer la musculatura profunda del abdomen (un músculo que se llama transverso) para que esos músculos vuelvan a unirse.
Otras veces, si se ha roto el tejido que los une, la única solución es la cirugía.

¿Puedo realizar abdominales?

No. Aunque sean ejercicios que llevan realizándose toda la vida, los abdominales tradicionales son muy perjudiciales para el suelo pélvico. Es un ejercicio en el que empujamos a todas las vísceras hacia la musculatura, que, en el postparto, está débil y no puede soportar ese aumento de presión.

Además, al realizar estos ejercicios los músculos rectos del abdomen se separan, y la diástasis de rectos empeora.

Sin embargo, podemos realizar otros abdominales
  • Isométricos: se realizan sin mover el abdomen
isométricos
  • Hipopresivos: consiste en unos ejercicios que se realizan mediante la respiración.
La práctica diaria de ejercicios abdominales clásicos genera una disminución significativa del tono del Suelo Pélvico (el 20%), mientras que la práctica diaria (de 20 a 30 minutos por día) de ejercicios hipopresivos seleccionados, durante 6 meses, aumenta el tono de la faja abdominal: se reduce un 8% el contorno de cintura.

¿Qué ejercicios son recomendables?

Todas las mujeres han oído hablar sobre los ejercicios de Kegel, y que es muy bueno realizarlos después del parto, una vez pasadas 48 horas tras dar a luz. Éstos ayudarán a prevenir las pérdidas de orina. Como ya explicamos en la entrada sobre ejercicios de suelo pélvico, todas las mujeres no saben contraer perfectamente el suelo pélvico.
Tu fisioterapeuta experto puede ayudarte a identificar qué músculos debes contraer y cuáles no. Aunque deben ser supervisados, estos ejercicios pueden realizarse en casa de dos maneras diferentes:
  • Contracciones lentas: aguanta la contracción de los músculos tan fuerte como puedas durante 5-10 segundos. Haz lo mismo de 3 a 5 veces.
  • Contracciones rápidas: contrae y sube los músculos rápido y con fuerza y relájalos inmediatamente 10 veces. Repítelo de nuevo entre 3 y 5 veces.

rutina-kegel1

También se recomienda cualquier ejercicio cardiovascular que no exija demasiada fuerza al suelo pélvico: pasear, nadar, elíptica… La actividad que más pérdidas de orina produce es el salto.

¿Es bueno usar fajas postparto?

Fisioterapeutas y comadronas coinciden en que la faja de post parto se recomienda en caso de diástasis de rectos anatómica y hernias abdominales.
El cuerpo humano tiene su propia faja abdominal: el transverso del abdomen. Si utilizamos fajas postparto durante mucho tiempo(meses), éste músculo dejará de contraerse (porque la faja ya realiza su trabajo), y cada vez estará más débil.
Será más importante fortalecerlo, con los ejercicios abdominales que os hemos descrito antes.
De todos modos, en Demamis, os aconsejamos el uso de la faja de posparto durante la cuarentena a todas porque, por nuestra experiencia con muchísimas mamás, usada sólo durante estos 40 días tras el parto, son más las ventajas que los inconvenientes.
Faja post parto blanca

Rebelt Panty de Anita Maternity es para nosotras la mejor faja de postparto

faja post parto negra

Los primeros 40 días tras el parto la faja postparto te ayudará a verte casi sin barriguita y eso favorece bastante tu recuperación psicológica. Muchas mamás recientes no llevan nada bien verse con tripa tras el parto.  Aparte, te sientes más recogida en la zona abdominal y apoyada en la zona lumbar. Independientemente, puedes hacer hipopresivos o isométricos. Una vez haya pasado la cuarentena, no debes seguir usándola.
También puede interesarte:
Si esta información te ha resultado interesante, compártela con tus amigas embarazadas y mamás. No te cuesta demasiado y ellas te lo agradecerán.
¡Muy feliz maternidad!

Categories: abdominales, barriga tras el parto, diástasis, ejercicios de Kegel, faja postparto, hipopresivos, recuperación post parto, suelo pélvico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *