Piernas cansadas e hinchadas durante el embarazo

Piernas cansadas e hinchadas durante el embarazo

Estrías, várices y celulitis son parte de las temidas patologías a las que nuestras extremidades se enfrentan en esta importante etapa. ¿Cómo aliviarlas? No es tan difícil. Mantener una alimentación equilibrada, beber líquido y potenciar el uso de productos con principios activos específicos para esta zona, pueden transformarse en hábitos de gran ayuda para lucir piernas más ligeras y saludables en el embarazo y el post parto.

 Piernas cansadas embarazo

Es sabido que durante el último trimestre de gestación es normal que las piernas se sobrecarguen y  estén hinchadas al final del día. Se trata de un problema relacionado con el  exceso de peso y la retención de líquido propias de esta etapa, además de que naturalmente la circulación de la sangre varía.

Pero no todo está perdido. Basta desarraigar ciertos hábitos para que la salud de nuestras piernas mejore considerablemente, incluso al estar embarazadas. Actualmente existen productos específicos para esta zona que pueden aliviarte considerablemente. Se trata de cremas con principios activos de origen natural (como el castaño de indias) además de péptidos que aumentan la producción de colágeno, combatiendo así la degeneración de la piel y reafirmando los tejidos. Estas cremas puedes encontrarlas en tu farmacia y su objetivo es aliviar la sensación de cansancio y pesadez, además de hidratar y facilitar la circulación.

Otros hábitos que te recomendamos:

  • Mover las piernas. ¿Cuántas horas al día pasamos sentadas? Si no puedes cambiar este hecho solo incorpora a tu rutina algunos simples hábitos: cambia el ascensor por las escaleras. Por cada escalón que subas no solo quemarás calorías, también tonificarás y favorecerás la circulación. Cualquier actividad deportiva también es bienvenida: baile, yoga, natación, caminar… Otro buen truquillo es ponerse de puntillas durante un minuto varias veces al día.
  • Alimentación. Lo ideal es reducir el consumo de sal y aumentar el consumo de fibras, verduras crudas y cocidas, frutas, cereales integrales y legumbres. Dos litros de agua u otro líquido no puede faltar para hidratar y limpiar la piel.
  • Relajación. Al menos 3 veces al día, durante 15 minutos, siéntate con las piernas en alto. Por las noches, antes de dormir, recuéstate sobre el lado izquierdo del cuerpo para favorecer el flujo sanguíneo.
  • Productos específicos para piernas. Ya lo dijimos. El uso de productos especiales para piernas cansadas, es una excelente opción ya que incorporan activos vegetales que estimulan la circulación, descongestionan las piernas y proporcionan una sensación de descanso y bienestar. La manera correcta de aplicarla es a partir de suaves masajes ascendentes, desde los tobillos hasta los glúteos.
  • Secretos caseros. Los baños de agua fría siempre son buenos, al igual que dormir con las piernas sobre una almohada –de manera de que queden algo elevadas– o frotar un cubito de hielo dando pequeños golpes a lo largo de las piernas para estimular la circulación.

Categories: circulación embarazo, cuidados embarazada, piernas cansadas embarazo, piernas hinchadas embarazo, salud embarazo, salud en el embarazo, varices embarazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *